Cómo lograr ese lindo “look bronceado” en invierno?

Si bien las pieles blancas bien cuidadas son absolutamente maravillosas, me atrevo a confesar que soy de aquellas que prefieren un poco de color en la piel, sobre todo cuando se trata de mi cara. Un tono más bronceado muchas veces nos hace ver más saludables, con mejor aspecto y joviales. Es por esto que el maquillaje efecto “sol” se ha convertido en todo un “must” para ayudarnos a conseguir ese look de “buena piel” sin maltratarla como los nocivos rayos UV.

 

Hoy a petición de muchas que me pidieron, les quiero confesar mi rutina de maquillaje diario para lograr un look bronceado y natural en invierno. 

1. Base de maquillaje

Antes de comenzar a broncear tu rostro debes partir de un cutis uniforme. Si bien hay varias opciones en el mercado y distintos tipos de base, yo prefiero las bases líquidas ya que me permiten darle a mi piel el acabado que yo prefiera.
Cómo usarla?

Aplica una mezcla de base de maquillaje y tu crema hidratante favorita, así se obtiene un tono más ligero, natural y full luminoso.. Elige una base de un tono más que tu color de piel para simular esa caricia del sol sobre tu cutis. Para ello, mezcla con un pincel de base o una esponja de maquillaje una gota de ambos productos y difumina bien la mezcla por el rostro. Si lo prefieres, puedes usar una BB cream en este paso, ya que integra el color del maquillaje con el tratamiento hidratante que mejor le vaya a tu piel. Personalmente mezclo siempre mi suero con mi base favorita y los resultados son perfectos.

 

 

No te pierdas el post “Mis mejores 5 trucos de maquillaje que te restarán años en segundos” con excelentes y fáciles consejos que todas podemos hacer a diario.

 

2. Broncea tu rostro

Una vez tenemos una base uniforme sobre la que trabajar es hora de aplicar el producto estrella de este look de maquillaje efecto bronceado: los polvos de sol. La clave está en no aplicar los polvos bronceadores como si fueran una capa más de nuestro maquillaje, sino dando matices. Solo tienes que pensar en qué partes de la cara te da más el sol, es decir, te bronceas (o te quemas) con más facilidad: la nariz, los pómulos, la frente, … De otra manera, el acabado resultará mucho más artificial porque nunca (excepto quizá en esa época del año en la que estás blanca como la leche) tienes el mismo tono de bronceado en cada rincón de tu cuerpo.

Con una brocha gruesa aplica el maquillaje bronceador por las siguientes partes: Frente, Pómulos, Nariz (tabique), Mentón

Acaba dando un ligero repaso circular al rostro de forma que quede impregnado con algo de producto para que quede natural.

Hay una técnica que no falla que entrega el resultado más natural de todos; se llama “Técnica del 3” y es infalible!

 

 

El polvo de la imagen es el maravilloso Bronze Goddess de Estée Lauder, un polvo sedoso, exquisito y que entrega un acabado natural sin brillos. Viene en 4 lindos tonos y sirve para todos los tipos de piel. Para mí, uno de los mejores polvos bronceares del mercado, sin duda.

Hoy les quiero compartir una súper oferta en Paris.cl que además viene con el espectacular suero Advanced Night Repair en tamaño promocional de regalo.

 

error: Alerta: Contenido protegido!