Qué tienen en cuenta al vestir las mujeres líderes?

No cabe duda que en el mundo laboral la apariencia personal juega un rol crucial. De hecho hay un interesante estudio de la Universidad de Chicago que menciona que la la imagen que proyectas en la oficina tiene un impacto financiero en tu salario mucho mayor de lo que imaginas. Y la verdad que personalmente creo que ese impacto va más allá del sueldo o remuneración, sino sobre todo en tu autoestima y auto-concepto; Vístete como líder y te sentirás como tal!

El estudio entre varias variables menciona que alguien “agradable a la vista” es también percibida como más inteligente, más sana y con mayores capacidades sociales que el resto. Esta teoría en Psicología se conoce con el nombre de  ‘Efecto de Halo’ que refiere a que tendemos a atribuir características positivas a la gente que visualmente es más atractiva o bien proyecta una mejor imagen, y pasa todo lo contrario cuando vemos a alguien descuidado donde cualidades de índole más negativas tienden a surgir.

Las mujeres en cargos altos, directivos o con mucha exposición por lo general están familiarizadas con este concepto, de ahí que sus looks son infalibles, perfectamente cuidados y escasa vez fallan. Personalmente tengo el agrado de ayudar con su vestuario y look a un par de mujeres en cargos políticos y a varias en altos cargos corporativos… Todas ellas han comprendido la importancia del «Power Dressing»  – te invito a leer esta interesante nota – y saben sacarle el máximo provecho a su apariencia personal en pos de sus objetivos personales y profesionales. 

 

 

 

¿Qué tienen en común estas mujeres influyentes a la hora de vestir?

 

1. VESTIR PARA LA OCASIÓN

Tanto el clima, , el lugar, como el tipo de evento son los factores fundamentales para elegir un outfit. Por un lado, se debe evaluar que el atuendo vaya de acuerdo con la temperatura  y por otro lado el tipo de actitud que se quiere transmitir: autoritaria o accesible. Para los climas fríos, se recomiendan colores más sobrios (como el negro o azul) y para los climas más calurosos blanco, nude o crema. Ahora un tono fucsia o rojo puede lucir muy bien en estaciones invernales.

 

 

Algunas Claves:

1.- Nada muy revelador. No lleves faldas demasiado cortas o blusas escotadas a trabajar. Recuerda: no hay que enseñar mucha piel en tu lugar de trabajo. El «bra» o sostén tampoco debiera verse expuesto. Si trabajas en moda o en un rubro informal esta regla puede pasarse por alto, pero por lo general en rubros más formales y corporativos deberíamos tener precaución con ello.

2.- Maquillaje… Sí, pero con discreción. El maquillaje es fundamental, pero evita siempre el exceso. Juega con una boca más encendida, una sombra nacarada o un lindo delineado de ojos. Eso sí, no lo hagas todo al mismo tiempo. Un detalle llamativo es suficiente.

3.- Accesorios. La joyería es un gran aliado de la mujer que trabaja, le da un sello propio e impronta de estilo. Unos lindos aros, un collar, broche o anillo vistoso le darán personalidad a tu atuendo. Evita las fantasías o imitaciones muy obvias que restan seriedad. Personalmente creo que un buen aliado es tener un lindo reloj. Invierte en él un poco más ya que será una joya que tendrás por siempre.

4. Perfume. Es verdad: las fragancias son parte de tu personalidad, pero no te bañes en ellas, ni uses aromas demasiado invasivos, especialmente si tu oficina es muy encerrada y/o trabajas con más personas. La idea es que sea un suave «aroma» más que un desodorante ambiental.

5.- ¿Jeans? Hay empresas que los permiten, sólo procura que los que uses no estén rotos, se encuentren en buen estado y sean de corte tradicional. Asimismo la mezclilla debiera ser azul oscuro, sin aplicaciones ni decoloraciones.

6.- Viernes casual. Sport no significa que sea un desfile de moda. No vayas con la última tendencia a trabajar un viernes. Únicamente relaja un nivel la ropa que sueles usar el resto de la semana: jeans, una bolera blanca y un blazer con zapatos bajos o ballerinas es un buen ejemplo de viernes casual.

 

2. LA PRENDA MÁXIMA: EL TRAJE SASTRE

Ya sea en pantalón o falda, ésta es la pieza clave en los guardarropas de las mujeres más importantes del mundo. En el caso de la falda, se recomienda algo ajustado que estilice las piernas; la medida estándar para los largos son – o 3 dedos arriba de la rodilla o 3 dedos abajo de ésta- . Enseñar mucha piel puede transmitir el mensaje equivocado. Prefiere siempre buenos cortes, costura y alta calidad. De lo contrario corres el riesgo de parecer con uniforme.

 

 

 

3. CAMISAS Y TOPS

No hay mejor amigo para el traje sastre que una buena camisa. Sin duda la mejor opción son las de seda, no sólo porque son un must de la temporada, sino porque su caída ligera y brillo satinado refleja autoridad y elegancia.

 

No te pierdas uno de los post más leídos:  «Los 8 básicos en que toda mujer debe invertir». 

 

 

4. EL LARGO SÍ IMPORTA

También es importante optar por mangas largas para un empowering look, aunque si estás en un clima más caluroso las 3/4 serán tus mejores aliadas. Si en tu evento deseas verte como una persona más abierta, elige entonces mangas mucho más cortas. Un ejemplo de esto es Michelle Obama, quien no sólo ama lucir sus brazos sino que busca en sus eventos verse como una mujer muy cálida y accesible.

Atención: Si vas a exponer tus brazos estos deben verse firmes y tonificados. De lo contrario la manga 3/4 siempre será la mejor elección ya que cubre la zona más gruesa del brazo y deja expuesta la «muñeca» que es la parte más delgada.

 

 

5. CORTE Y CAÍDA

La textura de la ropa y el corte son fundamentales. Entre más gruesa y rígida sea la tela, se refleja menos estilización y se proyecta rigidez. Si es una tela mucho más ligera y con buen corte, se transmite elegancia, sofisticación y flexibilidad.

 

 

En confección sin embargo vemos que el «corte princesa» que es más estructurado, es una carta segura ya que viste y complementa muy bien cualquier ocasión, ya que resalta la silueta una manera elegante y sutil. Este tipo de corte tiene la ventaja que queda muy bien en la mayoría de los cuerpos.

 

 

 

 

 

6. PELO / MAQUILLAJE

Si bien se sugiere que en ocasiones más formales éste vaya recogido para que la cara sea visible, en caso de que vaya suelto, la altura ideal es a los hombros y en tonos, los más naturales posibles. El maquillaje debe ir en esta línea: base ligera, blush, sombras en tonos naturales, eye-liner y mascara. ¡Exagerar en los colores y usar tonos contrastantes dan la sensación de vulgaridad! Prefiere lipstick en tonos nude o rosa durante el día y rojo para la noche.

No te pierdas el post «Power Hair»: La Apariencia de tu pelo influye en tu trabajo. 

 

 

 

COMPLEMENTA CON….

– Para joyería hay que mantener el look lo más clásico posible: Nada de plásticos en tonos fosforescentes, o materiales desgastados. Perlas, oro, plata, oro blanco o cualquiera que se les asemeje en tamaño pequeño y de buena hechura es el ideal para complementar el look. Si son imitaciones obvias y mal confeccionadas, mejor dejarlas de lado.

– Los oversized bags son un gran no. Clutches o con asas pequeñas, en texturas naturales; aquí también aplica mantenerse alejado de todo lo plastificado. Sin embargo, ésta puede ser la prenda más juguetona y colorida de todo el outfit. ¡No queremos que parezca que vas a un funeral! Evita los logos y la ostentación, pero sí prefiere materiales nobles y buena calidad.

 

 

Finalmente en caso que no lo hayas visto, quiero compartir contigo uno de los post que puede literalmente transformar tu vida. No te pierdas el impactante video – muy breve – de la Psicóloga de Hardvard Amy Cuddy quien nos habla del poder del lenguaje no verbal. «Cambia tu postura corporal y cambiará tu vida»

 

Un abrazo!

María Paz

 

Imágenes cortesía Getty Images – Pinterest.

 

error: Alert: Content selection is disabled!!