Guía Definitiva: ¿Cuáles son los colores que más me favorecen?

No hay mujer que no se sienta intrigada en saber la respuesta de esta pregunta… Conocer de manera objetiva los colores que mejor nos quedan en nuestro vestuario y maquillaje es algo que sin duda a todas nos interesa. Al respecto van a oír y encontrar bastante información; Distintos enfoques, posturas y teorías, donde si bien hay algunas muy acertadas, creo que se le presta demasiada importancia a lo técnico, es decir a qué color supuestamente me queda mejor de acuerdo a mis características personales, pero poco a lo emocional, que es en definitiva el cómo me hace sentir el color – y desde mi perspectiva – lo más importante. 

 

Cuando me preguntan cuál es el mejor color siempre respondo lo siguiente:

 

 

Y con esto me refiero a que si bien hay colores que nos favorecen más que otros, es fundamental poner primero nuestros gustos y lo que sentimos respecto al color. Por ejemplo… Si el rojo es un color que desde lo técnico (adecuado en relación a tu tono de piel, color de tus venas y pelo) te queda muy bien, pero a ti es un color que personalmente NO te gusta, no lo llevarías puesto, te incomoda o simplemente no lo usarías porque simplemente sientes que no es para ti… ¿Qué crees tú que se proyectara más? ¿Lo bien que te queda desde lo técnico o tu sensación respecto al color? 

 

Definitivamente, siempre se proyectará el cómo tu te sientes con ese color

 

Dicho esto es fundamental usar tonos que a nosotras nos gusten y hagan sentir bien; Si es el negro fantástico, si es el rosado espectacular, la clave siempre es usar tonos que vayan de acuerdo a nuestra personalidad y estilo. Y yo te enseñaré qué hacer para usar esos tonos que no nos favorecen tanto, pero que nos encantan!

 

 

Guía Definitiva para Conocer Nuestros Colores

 

 

Los colores emiten luces propias de su tono, y cuando van cerca de la cara es importante emitan la luz correcta para nuestro colorido de piel, cabello y ojos.

 

Por eso es muy recomendable elegir los colores que nos favorecen, sobre todo en el maquillaje, tiente del pelo y las prendas muy pegadas a la cara. 

 

A cada colorido le corresponde una paleta de aproximadamente 30 colores que le sientan a la perfección. Estos colores te pueden hacer ver la piel más luminosa, pareja y radiante, incluso verte más joven!. Suena a magia, pero lo puedes comprobar tu misma en casa. ¡Así que anímate a hacer la prueba!

En cambio cuando usamos colores que no nos favorecen, nuestra piel se ve opaca, se marcan ojeras, líneas de expresión y bozo, e incluso tus dientes tienden a verse de un tono más amarillento. Por eso es fundamental que cuando compres ropa, en especial para partes de arriba como tops, chaquetas, pañuelos, etc, éstos sean de tu paleta cromática. Lo mismo pasa con los accesorios, también hay colores y tonos que nos resaltan mejor que otros.

 

Paso a Paso: Aprende a  identificar los colores que te quedan bien

 

Antes que todo debes saber si eres de piel cálida o piel fría. Estos son los 2 tipos de piel que existen. En el análisis de color siempre debe hacerse bajo luz natural y sin maquillaje. Observa tu piel sin maquillar primero, luego mira el color de las venas del antebrazo, tu color de pelo natural y por último el color de ojos.

Vamos por lo primero.

Te invito a conocer tu tipo de piel:

Debes tener a mano algo dorado y algo plateado, idealmente un pedazo de tela. También puede ser una tela naranja que reemplaza a la dorada y otra fucsia que simula la color plata.

Debes ubicarlas cerca de tu rostro, de preferencia sin maquillaje ni accesorios y con luz natural e identifica qué efecto genera en tu rostro cada uno. Juega moviéndolos para que emitan las luces propias de su color en tu cara.

 

Si tienes piel cálida, el paño dorado es el que mejor te va a quedar. Eso significa que tu piel se verá más pareja, suavizará las líneas de expresión y ojeras. El  plateado en cambio opaca tu piel, marca ojeras y bozo, dejando en evidencia manchas o dando como resultado un tono más opaco en la cara.

 

 

 

 

Si eres de piel fría, el paño plateado será el que mejor te va a quedar, provocando el efecto en tu rostro de iluminar y emparejar. El dorado en cambio, marcará rojeces o dará un tono no tan adecuado a tu piel.

 

 

 

Si sientes que ambos tonos te quedan por igual y no evidencias ninguna diferencia de seguro tu tono de piel será neutro y esto significa que podrás utilizar la gran mayoría de colores sin problema!

 

Ver las venas…

 

 

Si miras con atención las venas de tus muñecas o la parte interna del codo, quizá sean verdes o verde olivo. Si es así, perteneces a la gama de los cálidos (warm). En cambio, si son azul verdosas, tu piel es de tono neutro. Si son de un azul oscuro o lilas, lo tuyo son los fríos (cold).

Esta parte no es tan fácil de analisar y requiere un poco más de experiencia. Si puedo darte un consejo es ve qué color es el que ves más. No te quedes en el detalle, sino en qué tono es el que es más evidente de observar. Si aún tienes dudas, entonces una sesión de Coaching de Imagen Personalizado siempre es una buena opción.

 

Maquillaje

 

Lo anterior aplicado al maquillaje también tiene su técnica: Una base de color dorado, durazno o amarillo es ideal para los tonos cálidos, que le sacan partido a las sombras marrones, amarillas, verdes y rojas. El labial puede ser coral o anaranjado.

A las neutras les favorecen prácticamente todos los colores, sobre todo los tonos naturales, como el tierra y el beige, que dan lozanía.

Como las pieles frías tienden a ser rosadas y con puntos rojos, busca bases pálidas o rosadas para uniformar. En los ojos emplea sombras color plata, azul, verde y púrpura. Tu labial es el rojo, fucsia y pude siempre hacia el rosa y no al naranja.

 

Ataca a las ojeras

 

Este es el mejor consejo que te puedo dar y mi técnica favorita para usar cualquier color. Cubriendo tus ojeras con un buen corrector, definitivamente podrás usar cualquier tono

 

Imperfecciones

Contra esas manchitas rojas, el verde es lo adecuado, si quieres ocultar bolsas debajo de los ojos, recurre a un color oscuro, pero sin exagerar. El corrector claro resalta y el oscuro esconde ciertos detalles.

Una base ligera y un lipstick de acuerdo a los tonos de tu paleta son la mejor forma para usar absolutamente cualquier tono sin ningún problema!

 

 

Tipos de piel

Pieles cálidas: Estas pieles son del tipo moreno, tienden a broncearse con facilidad y se mantiene por varios días. Sus venas son más verdosas ya que en su composición tienen más caroteno y melanina, entonces al broncearse su piel se torna matte o dorada.

Los tonos de piel cálidos van desde el beige dorado, mate, amarillento, naranja y más morenas en general.

 

 

 

Pieles frías: Estas pieles son más blancas, algunas veces tienden a rojeces en el rostro.  Sus venas son más azulosas, ya que tienen más hemoglobina. El sol las quema rojas, o si las broncea por lo general no dura mucho. No obstante hay un grupo importante de mujeres de piel fría, morenas, que se broncean bien y de piel oscuro. Aquí la clave es ver las venas. Si crees que perteneces a este grupo entonces tus venas deben ser más violeta y azul.

Los tonos de piel fría van desde el blanco, beige muy claro, durazno, rosa, hasta el oliva.

 

 

Observa que hay mujeres de tez más morena o mate y que se encuentran catalogadas con piel fría. Te podrás preguntar, porqué no son de piel cálida, si se broncean bien y no son blancas? Quizás deberían ser otoño? Efectivamente hay un grupo amplio de mujeres de tez más mate que son invierno y que se diferencian de las mujeres otoño principalmente por el color de sus venas en las muñecas o antebrazo. De ahí que sea tremendamente importante verlas a la hora de hacer un adecuado análisis de color. Si eres morena, te bronceas y tus venas son azules o más violeta eres estación invierno.

Las pieles cálidas y frías se dividen en 4 estaciones

 

 

 

Hay 2 estaciones frías, que son Invierno y Verano y 2 estaciones cálidas, que son Otoño y Primavera. Entonces si tienes piel fría puedes ser Invierno o Verano, y si tienes piel cálida puedes ser Otoño o Primavera.

Aquí una descripción de cada estación para que veas cuál es la tuya!

 

 

 

Piel fría, blanca y de pelo negro o café oscuro. Se ve un contraste entre piel y cabello. Sus ojos son cafés o negros muy oscuros o celeste/azul intenso. También hay mujeres morenas de piel más mate, oliva y amarillenta. Muchas de ellas pertenecen a esto grupo y aparentemente creen que son otra estación por el tono de piel. DE ahí que ver las venas sea importante.

Prefiere los tonos fríos e intensos. Eres a la que mejor le luce el blanco puro y el negro. Te favorecen toda la gama de los azules, también el fucsia, rojo intenso puro, grises, morado obispo, verde botella. Evita los tonos cálidos como el mostaza, naranja o verde oliva. Para accesorios elige los plateados, oro blanco o metalizados. Evita los dorados o cobrizos.

 

 

 

También es de piel fría, blanca, pero es más clara que un Invierno.

De pelo rubio claro, cenizo o pelirrojo. No hay mucho contraste entre piel y cabello. Cejas claras cenizas. Sus ojos la mayoría de veces son claros.

Prefiere los tonos fríos y pasteles, así mantendrás la armonía con tus colores naturales. El celeste, verde agua, verde agrisado, toda la gama de los grises, el lavanda y el rosa te lucen fenomenal. Evita el amarillo, el color ladrillo y los cafés rojizos. Para accesorios elige los plateados, oro blanco o metalizados. Evita los dorados o cobrizos.

 

 

 

Piel cálida, morena, dorada y de pelo castaño claro, marrón, negro o cobrizo.

Sus ojos son más oscuros, negros, marrones, ámbar o pardos.

Prefiere los tonos cálidos e intensos. Toda la paleta del otoño te queda increíble: el verde musgo, verde militar, caqui, los cafés, el salmón, los rojos anaranjados y el azul petróleo. Evita el azul eléctrico, el morado obispo y el verde agua. Para los accesorios elige los dorados o cobrizos y evita los plateados o metalizados.

 

También es de piel cálida, dorada, beige, pero es más clara que un Otoño.

De pelo castaño claro, rubio o pelirrojo. Sus ojos son verdes, azules, avellana, celestes o marrones.

Prefiere los tonos cálidos y suaves. El damasco, el rojo sandía, coral,  amarillo, verde manzana, turquesa cálido, te sientan espectacular. Evita el blanco puro, el azul eléctrico, el violeta, el fucsia. Para los accesorios elige los dorados o cobrizos y evita los plateados o metalizados.

 

Ahora que ya conoces tu estación, ¡déjate encantar por los colores que te favorecen!, pero recuerda que primero están tus gustos y cómo el color te hace sentir.

 

 

Zapatos Nude: Los únicos capaces de “alargar” tus piernas como ningún otro

¿Cómo elegir la base correcta para tu tipo y color de piel? Te contamos todo lo que tienes que saber, inspired by Estée Lauder

¿Invitada a la Fiesta? Revisa estos maravillosos vestidos e inspírate en tu próximo look

Estos son los 5 tipos de carteras que definitivamente más usarás

error: Alerta: Contenido protegido!