¿Entrevista laboral? Aquí todo lo que deberías saber acerca de tu vestuario

Las primeras impresiones son críticas. Sí es cierto. Querámoslo o no, lo que vistes es lo primero que la gente ve, antes de que digas una sola palabra, y en especial las consultoras y headhunters son quienes más se fijan en esto a la hora de las entrevistas ya que aún no te conocen (sólo tienen tu cv) y por supuesto tu vestuario y lo que proyectas permite hacerse una impresión válida acerca de ti.

Como muchas de ustedes saben, trabajé más de 8 años en el mundo corporativo en el departamento de Recursos Humanos de una Compañía Multinacional, por lo que entiendo perfectamente los códigos laborales y conozco desde esa arista la importancia del vestuario en las primeras impresiones – y en las segundas también -.

De ahí que me animara a hacer esta nota, ya que independiente de que estés en búsqueda de un cambio o promoción, siempre tu vestuario y tu look debiera ser uno de tus principales aliados.

 

 

Cuando uno decide qué vestir en una entrevista laboral, por supuesto que uno busca llevar un vestuario acorde a la organización, a la cultura laboral y al puesto de trabajo. Es distinto si estás postulando a ser la Directora de Arte de una Agencia de Publicidad o al cargo de Gerente de Asuntos Corporativos en un Estudio de Abogados, no obstante independiente cuál sea el puesto al cual estemos postulando, todas buscamos sobresalir, “encajar” y transmitir profesionalismo y confianza con nuestra imagen personal.

 

 

Hoy el clásico traje dos piezas puede ser muy apropiado para cargos más convencionales, no obstante si estás postulando a una firma creativa, te aseguro que el traje dos piezas te hará ver como una persona que no hace “fit” (no calza) con la cultura de la organización. De ahí que es clave entender bien la cultura de la empresa a la cual estamos postulando. Para esto lo mejor es preguntar, leer e investigar un poco más sobre la empresa y de seguro nos ayudará a tener una idea más clara sobre los códigos en cuanto a vestuario refiere.

 

También te puede interesar: “10 peinados apropiados para entrevista de trabajo”

 

Distintos rubros, distintos vestuarios

 

1. Mundo Corporativo/Financiero:

Por ejemplo: Firmas de abogados y financieras, ventas, marketing digital, consumo masivo, seguros y todo lo relacionado al mundo de las grandes empresas, entre otras.

La clave en este tipo de entrevista es llevar un vestuario pulcro y simple. Pero ojo, cuando digo simple no me refiero a llevar un “chalequito” encima, sino que a mantener líneas simples, no recargadas. Accesorios tal como un lindo cinturón o cartera son bien recibidos y son suficientes.

  • Prefiere color neutros: Nada brillante ni muy colorido. El blanco, marfil, negro, gris claro u oscuro, beige o nude son excelentes alternativas. Si usas un traje dos piezas oscuro, “levántalo” con un top o camisa de color claro. Prefiere telas opacas.
  • No usar mucho maquillaje y que el pelo se vea arreglado, pero no recargado. La clave aquí, al igual que en el vestuario es “menos es más”, verse ordenada, pero no extravagante. El pelo limpio es fundamental y jamás usar mucho perfume. Incluso a veces es mejor no usarlo.
  • Jamás usar zapatos abiertos estilo “chalitas” o sandalias, ni con tacos muy elevados. Tienes que usar zapatos que se vean elegantes y que te permitan caminar cómoda. Un taco de 8 cms como máximo y nada con terraplén. Si te gustan estos últimos, déjalos para las fiestas o salidas a comer con los amigos, no para una entrevista de trabajo.
  • Mejores opciones: Un lindo blazer, vestidos simples, de una pieza y rectos (Shift Dress) en colores sólidos, pantalones con buena caída y corte. Todo debe ser de tu talla, no oversized. 

 

Algo muy importante: El look “maqueteado” se nota. Con esto me refiero a disfrazarse para la ocasión, así que procura llevar este look con naturalidad, sobre todo si es tu primera vez con ese traje o accesorios.

Para mujeres en cargos directivos y altas posiciones ejecutivas sin duda combinar algunos looks más formales con otros un poco más casuales es una muy buena opción.

 

2. Mundo Creativo/Publicidad:

Por ejemplo: Editora, diseñadora gráfica, publicista, directora de arte, ejecutiva de cuentas en una agencia, medios digitales, etc.

Aquí todos dicen que la regla es mostrar personalidad en el vestuario. La verdad que no estoy 100% de acuerdo con esta afirmación. En este tipo de entrevistas, si no tienes personalidad la ropa no te ayudará, incluso puede ser contraproducente ver vestida de manera transgresora a alguien más bien tímida… se ve falso, es extraño.

  • Puedes usar jeans, siempre y cuando sean oscuros (negros o dark blue denim) sin degradés o rasgados y en perfecto estado. El clásico azul de jeans es una buena opción. Asimismo las camisas de jeans también son una buena alternativa.
  • Luce cómoda. Nuevamente el look “maquetado” no resulta. La idea es que luzcas comfortable en tu propia ropa. No trates de verte “cool” o aparentar algo que no eres, nunca!
  • Evita todo aquello que sea muy de tendencia o moda, que sea extravagante o muy osado. Lo que está “de moda” está prohibido en las entrevistas laborales.

 

3. Mundo Moda y Vestuario:

Por ejemplo: Editora de moda, compradora, estilista, asistente, ventas, diseñadora, retailers.

 

 

El típico error que cometen las mujeres que aplican a trabajos relacionados con moda es creer que deben lucir 100% a la moda en las entrevistas de trabajo. Aquí lo que tienes que buscar transmitir es “Que bien luce ella con ese vestido” y no “Wow! Ella usa vestidos de diseñador”. La ropa no debiera ser nunca un factor de distracción, sino que debiera ser el complemento perfecto de tu look.

  • Opción 1: Mantén tu vestuario simple y juega un “poco más” con los accesorios. Unos lindos zapatos, una cartera icónica o un lindo pañuelo evidenciarán tu buen gusto.
  • Opción 2: Utiliza looks un poco 2más jugados”, pero atemporales. Jamás lo último en moda, sino que combinaciones certeras y con estilo.
  • Cortes rectos y oversized si están permitidos.

 

Jamás:

Usar cosas muy cortas o escotadas, vestidos sin espalda, pelo o uñas sucias, exceso de maquillaje, jeans con hoyos o rasgados, ropa o elementos deportivos, crop tops, jardineras, birkenstocks, plumas, sombreros, mostrar ropa interior, strapless, lentejuelas, entre otros.

 

error: Alerta: Contenido protegido!