Maternidad: Todo sobre el primer baño de tu hijo.

No hay nada más emocionante que el primer baño! No conozco mamá que no esté ansiosa ante este maravilloso momento. Y la verdad es que sí, es sumamente especial, ya que es una instancia de conexión y de apego única y está en nosotras hacerlo algo meramente funcional o todo un ritual de complicidad con tu hijo.

Para todas las que son mamás primerizas, surgen muchas dudas e inquietudes ante este primer “gran evento”; Cuándo hacerlo, se puede usar jabón, la temperatura del agua, la duración del baño… entre varias cosas. Y para las que ya somos mamás y tenemos la dicha de volver a serlo, revivir este lindo momento es también todo un desafío.

 

Mis Consejos para el “Primer Baño de tu Bebé”

 

Es súper importante tener en cuenta que siempre se recomienda que el primer baño de tu bebé sea hasta que el cordón umbilical se haya caído y sanado. Yo personalmente, espero 5 días aprox. una vez que se cayó el cordón. Sin embargo, durante las primeras semanas lo puedes asear usando una esponja con agua, de dos a tres veces a la semana, ya que al bañarlo con mayor frecuencia, podría secarse su piel.

 

 

La piel de tu bebé es más sensible que la tuya. Como resultado, el agua del baño que se sienta bien para ti se será demasiado caliente para él. Antes de poner a tu bebé cerca del agua, pruébala con la parte posterior de tu muñeca o codo: Estas áreas son más sensibles al calor que tu mano. El agua debe sentirse tibia, pero no caliente. Se recomienda que sea entre 37 y 38 grados.

Asimismo, no bañes a tu bebé justo después de tomar papa o cuando tenga hambre o cansancio. Procura que el baño sea rápido, ya que los recién nacidos pueden perder calor corporal rápidamente, por lo tanto, asegúrate de que la habitación esté calentita, cierra todas las puertas y ventanas para evitar corrientes de aire, y trata de tener lista la toalla para envolver y abrazar inmediatamente a tu bebé después del baño.

Es súper importante entender que los Recién Nacidos deben utilizar productos específicos para ellos. Yo con todos he usado la línea Baby de Eucerin que honestamente es una de las mejores y además la recomiendan los pediatras. Me encanta el Eucerin Baby Baño & Shampoo ya que al ser 2 en 1 es muy práctico debido a que podemos limpiar su piel y pelito al mismo tiempo. Además es muy suave, no irrita sus ojitos, tiene Manteca de Karité – por tanto limpia sin deshidratar la piel – y es libre de fragancias, parabenos y colorantes. Lo venden en farmacias y su valor es $9.990.

 

 

Algunas recomendaciones clave:

  • Sostén la cabeza de tu bebé con tus manos, como si estuvieras sosteniendo una pelota de fútbol.
  • Limpia sus ojos con una toallita o una bolita de algodón humedecida con agua.
  • Mientras lo lavas, presta especial atención a:
    • Las áreas genitales y del pañal.
    • Las manos y los pies. También mira entre los dedos de los pies y las manos.
    • Los pliegues en la parte posterior de las rodillas, el cuello y los muslos.
    • Axilas: aquí se puede acumular pelusa de su ropa.
    • Detrás de las orejas.

 

Finaliza masajeando su cuerpecito y aplicando aceites, vaselina líquida o una crema corporal especial para ellos, como la Crema Corporal Baby de esta misma línea de Eucerin. Mientras proporciona hidratación, mantiene los niveles óptimos de pH de la piel del bebé, fortaleciendo su barrera cutánea natural, lo cual es muy necesario ya que la piel de los recién nacidos tiende a descamarse. Deja la piel del bebé suave, tersa, saludable y protegida.

 

 

Finalmente, no te sorprendas si tu guaguita llora durante sus primeros baños. Sólo está reaccionando a una sensación desconocida. Mantén la temperatura ambiente cálida, el agua del baño placentera y cálmalo con caricias y canciones. Pronto aprenderá a disfrutar de la hora del baño y tú también!

Muchos cariños!

error: Alerta: Contenido protegido!