Esta es “la prenda” que este invierno debes adquirir (y 4 razones de porqué debes hacerlo)

El peor error que podemos cometer las mujeres es entrar a una tienda a ver «si hay algo que nos gusta» o simplemente a vitrinear. Por lo general la mayoría de nosotras siempre sale con alguna compra, generalmente impulsiva, no planificada ni menos presupuestada y por supuesto de algún ítem o prenda que no necesariamente necesitábamos, pero que «se cruzó» en nuestro camino y simplemente nos gustó.

Si hacemos esto cada vez que salgamos a un shopping o simplemente de paseo, les aseguro que gastarán mucha plata en cosas que no necesitarán, acumularán más y más ropa y definitivamente vestirse cada mañana será más complejo

Este es uno de los temas que me preocupo de abarcar siempre en mis sesiones de Coaching de Imagen personalizadas y también en mi taller grupal The Best of You, donde enfatizo en la importancia de hacer compras inteligentes de vestuario. Creo que definitivamente debemos dejar de comprar y gastar plata en tanta cosa que no usamos.

No existe ninguna necesidad de renovar el vestuario con cada comienzo de temporada. Sólo debemos actualizar los ítems en mal estado, agregar básicos que no tengamos para lograr un closet funcional y adquirir algunas piezas que te entreguen estilo, «levanten» tu look y sobre todo transmitan tu personalidad

 

Por tanto esa ansiedad de ir corriendo a agarrar lo último en moda honestamente no es más que un malgasto de dinero.

Compren de manera consciente y racional

 

 

Si puedo recomendarles una de esas prendas básicas, full necesaria para todas y que sé que usarán una y otra vez, temporada tras temporada es el indispensable y amado TRENCH COAT.

 

 

Las razones por las que debieras tenerlo son muchas, pero las más importantes sin duda son estas 4:

 

1. Es una prenda atemporal: Con esto me refiero a que no se ve afectado a modas o tendencias. Es un básico de armario que siempre se verá como una opción clásica, pero actual. De ahí que prefiere prendas de buena calidad porque te aseguro que lo ocuparás por muchos años y se adaptará con éxito a las distintas circunstancias de la vida.

2. Queda bien en todos los tipos de cuerpo: Gracias a su ajuste a la cintura todas podemos vernos más estilizadas. A quienes tienen un abdomen más abultado o definitivamente no tienen mucha cintura les permitirá presumir de ella de manera elegante y estilizada. La clave está en elegir el largo adecuado. Si mides menos de 1.60 siempre opta por un largo a la altura de los muslos, si eres más alta perfectamente puedes jugar con un largo a la rodilla.

3. Queda bien con todo: Desde un clásico “LBD” o Little Black Dress hasta unos ripped jeans con una polera blanca de algodón y zapatillas. Es tan versátil que realmente se puede usar sobre lo que quieras y lo mejor es que nos dará de inmediato un aire de sofisticación y buen gusto.

4. Es multi estación: Con esto me refiero a que el clásico trench de gabardina puede usarse sin problema en Otoño, Invierno o Primavera. La única estación que queda fuera es el verano donde se puede optar por opciones más ligeras como el tencel o la viscosa que tienen una caída más suave y son telas más frescas.

 

 

Siempre recomiendo la opción más clásica que es en color camel tal como se ve en las fotos. Ese es el tono que no falla. Después si quieren pueden ir integrando otros colores o modelos no hay problema, pero el clásico color «miel o arena» es todo un must.

 

 

Es tan, pero tan versátil que definitivamente puedes usarlo con todo. Aquí hay varios looks que sin duda te servirán de inspiración y que dejan en claro que es uno de los básicos imprescindibles en todo armario.

 

 

Zapatos, loafers o tacos… no hay restricciones a la hora de llevar un trench coat.

 

 

 

Y tú ya tienes tu trench o es una de las compras que estará en tu «wish list» esta temporada?