Imprescindible: El “kitten heel” o tacón sensato.

Clásico de los años 50, el tacón sensato –que mide entre 3 y 5 cm de alto- tuvo su revival por el año 2000, aunque estaba más bien asociado con un zapato aburrido. Esta vez vuelve a salir de la caja de los recuerdos, pero llega reinventado: Con tachas, cintas y tacos de todas las formas. Sí, es el mismo modelo de siempre, pero las combinaciones 2017 son irresistibles.

 

 

Comodísimo y un buen compañero para caminar, el kitten heel o tacón sensato es un punto intermedio entre una ballerina y un taco medio, que no sobrepasa de los 5 cms de altura. Es un ícono de los ´50 y hacia los 60 Audrey Hepburn los volvió ultra famosos. Pero la moda ha sido ingrata con este modelito y lo ha dejado en un segundo y tercer plano en numerosas ocasiones.

El tacón sensato quiso reaparecer por el año 2000, pero se le catalogaba como pasado de moda y el revival no pasó de ser una anécdota, hasta ahora. Al fiiiiiin el taco más bien bajo es tendencia y Miu Miu, Valentino y Dior han sido sus principales precursores. La gracia de este zapato, es que sigue estilizando la figura, pero es mucho más fácil y práctico de usar (la espalda y tus pies también lo van a agradecer).

 

 

Este año, las casas de moda se la han jugado por reinventar el clásico y volverlo un poco más arriesgado. Por ejemplo, Prada y Miu Miu le han sumado joyas o perlas; y Proenza Schouler, Gucci y Marni han apostado por que la forma del taco sea más excéntrica. El kitten heel quedá bien en todo tipo de modelos, sandalias, babuchas, stiletto, booties… hasta ahora es un éxito seguro.

Pero más que el zapato o el taco en sí mismos, las combinaciones 2017 es lo que lo han vuelto realmente un objeto de deseo. Combinado con unos boyfriend jeans aportan femineidad y elegancia a un look súper sport, con calcetines y una falda de corte en A se vuelven más alternativos y con personalidad, o con pencil skirt se ven más formales y aptos para un outfit de oficina.

 

 

No hay reglas establecidas, la clave es atreverse a jugar y complementar el look con un zapato que estilice, sea cómodo, ‘levante’ las tenidas y nos entregue un poquito de altura. El kitten heel reúne todas estas características, etíquetame en tus posts (@mpblanco) para ver tus propuestas.

 

 

error: Alerta: Contenido protegido!