¡Justo en el blanco! Los mejores looks para recibir este nuevo año

¡Conoce aquí los mejores outfits para que recibas el nuevo año con tu mejor look!

 

A sólo unos días de la víspera de Año Nuevo nos damos cuenta lo rápido que pasó el año… Es algo habitual cuando celebramos fechas importantes o rituales, el tener la sensación de que el tiempo “paso volando”.

Este mes cargado de celebraciones significativas, nos hace reflexionar, compartir y cerrar algunos ciclos. Otras aprovechan la ocasión de dejar por escrito sus metas para el próximo año y empezar así con el “pie derecho” para ponerlas en marcha, lo cual siempre es muy constructivo y provechoso.

 

El comienzo de un nuevo año es una hermosa oportunidad; de nuevos planes, metas y propósitos. Donde empiezas de cero una vez más. Donde vuelves a soñar e ilusionarte con nuevos deseos. Estás llena de planes y objetivos para el año que comienza y tu look también debe acompañarte.

 

Toda celebración importante, requiere un look especial y la noche de Año Nuevo es una de ellas. 

Independiente de qué tan bien lo pases seleccionando tus looks, un punto en común es que todas coincidimos en que buscamos ese look perfecto que nos haga sentir lindas y seguras, y así disfrutar al máximo.

 

 

 

La celebración o rito de Año Nuevo es importante; marca un antes y un después del año que está por comenzar, por tanto el look para ese día no puede ser cualquiera. Los colores por ejemplo son muy relevantes, ya que hablan de tu sentir y también de lo que te gustaría potenciar y proyectar para el siguiente año. El color tiene la capacidad incluso de cambiarte el ánimo e influir en tu actitud, es distinto estar vestida de un rojo furioso a que andar de negro de pies a cabeza.

 

El blanco como color protagonista es una opción muy acertada, de hecho en Brasil donde nace esta tradición, lo eligen para celebrar el fin de año puesto que representa energía, paz, bondad, pureza, inocencia, limpieza y se considera el color de la perfección. Incluso hacen ofrendas a “Lemanjá”, diosa del mar y la fertilidad, haciendo una procesión hasta la playa, todos vestidos de blanco inmaculado.

El blanco es un color acromático, que en términos de luz contiene todos los demás colores. Creo es un misticismo bastante interesante para darle una vuelta en estas fechas.

 

 

 

Este Año Nuevo apostemos por este color radiante que además de que se aproxima como tendencia, también representa la resurrección.

¿Listas para renovar energías con un All in White look?

 

Manual de uso del All in White

 

Para las de pieles blancas,  más pálida o de tonalidad fría (rosa, azul, violeta) les favorece el blanco puro o también conocido como “blanco refrigerador”. Eviten el blanco hueso o tonos sucios que tienen unos pigmentos más amarillentos de base que no son sentadores para su color de piel. En los accesorios prefiere los tonos metalizados color plateado.

Uno de los atributos del blanco, es que funciona como un lienzo neutro perfecto, entonces no hay problema en recargar el look con bastantes accesorios, o bien solamente un accesorio llamativo e importante. Si es el caso, cuida que el pelo y maquillaje vayan en armonía

Para las de pieles bronceadas, amarillenta, oliva, durazno, morenas, de tonalidad cálida, les favorece el blanco más sucio, ya que el puro resalta demasiado las manchas, ojeras o líneas de expresión en el rostro, mientras que un color no tan puro, y más marfil o beige, las suaviza y empareja.

El “White & Gold” son una dupla perfecta ya que se complementan de una manera muy llamativa pero sofisticada. En esos casos hay que tener cuidado y no abusar del dorado ya que se puede caer en lo vulgar. Lo importante es la materialidad de las telas del outfit y el diseño de los accesorios. Si son acertadas y a esto le sumas unos red lips, tienes una combinación vibrantemente chic.

Por supuesto que al estar vestidas de blanco los accesorios también pueden ser multicolores, y verse genial! Esto ya depende exclusivamente del estilo de cada una, así que atrévete a experimentar en los complementos con tu outfit inmaculado!

 

El blanco es un color que tiende a “agrandar” visualmente y generar amplitud, por tanto hay que tener precaución en el corte de la ropa, texturas, telas y en cómo armemos el conjunto.

Si tienes caderas anchas, es mejor preferir el corte imperio, justo bajo el busto, tanto para vestidos como para tops, o bien optar por poleras o blusas con hombros reforzados, ya sea con mangas, vuelos u hombreras. Siempre cuidando se marque suave la cintura, de ésta manera equilibramos a la perfección la zona de la cadera. Para abajo evitemos las faldas con demasiadas texturas, capas, pinzas, vuelos o brillos. Si son pantalones, prefiramos los de corte recto, con bolsillo ojal y tiro medio. De lo contrario si son pitillos, los zapatos debieran ser tacos idealmente con terminación en punta. Si nos incomoda llevar negro abajo, no olvidemos que el color negro siempre luce bien junto a un top en blanco.

Para las que quieran generar más curvas o se sienten demasiado delgadas, una buena opción es “cortar” el cuerpo en “top+bottom”, así podemos aumentar volumen por separado en ambas zonas. Pero si eliges un vestido una elección acertada es que éste sea texturado, con encaje, plisado, con vuelos o con varias capas, así se genera mayor sensación de curva. Destaca tu espalda con escotes profundos y envolventes.

Si no es un maxi dress, opta por un corto, los largos medios hacen ver más delgadas las piernas. Idealmente no uses tacos tan altos, ya que eso estiliza aún más.

 

Y finalmente si quieres bailar toda la noche, la comodidad es fundamental! Así que estrena tu par de zapatillas blancas y conviértelas en tu blanco perfecto!

 

Saca partido a tu mejor look y no olvides que las metas y objetivos deben vivirse como si todos los días fuesen año nuevo. Si cada día estas más cerca, llegarás. Vive cada día como si fuera el comienzo de algo nuevo y disfruta!

Un abrazo cariñoso

María Paz


error: Alert: Content is protected !!