El bum bag está de vuelta!

Ochenteros por excelencia, los bananos o riñoneras regresan –esta vez, mucho más sofisticados, como una alternativa más deportiva a las carteras mini.

Carrie Bradshaw bien lo vaticinó en Sex & The City al usar un modelo de Gucci, y la misma Sarah Jessica Parker lució uno de Chanel este año. Pasaron años para que el banano perdiera su carácter de ‘elemento para ir de paseo’ y recuperara sus aires trendy de los ochenta y comienzos de los noventa, aunque ahora su regreso es claramente más chic.

 

 

Un banano o bum Bag es de esos accesorios que se consideraron horribles y de pésimo gusto (igual que ocurrió con los ugly shoes), pero que la moda –que ya sabemos, va y viene- ha devuelto a la palestra y de forma mucho más ‘cool’ que en el pasado. Nada de ‘funny bags’, las riñoneras actuales plantean pelear el trono a las mini carteras y por qué no a algunos clutch.

 

 

Kendall Jenner es quizás la responsable, ya que los ha incorporado en sus Street styles de varias formas: mini, mini casi como un cinturón, en versiones más parecidas a una bandolera y también en el formato de banano clásico, usándolo a la cintura y también cruzado en el pecho. Y no es la única, Fergie, Bella Hadid o Rihanna también se han tentado con el accesorio de las fashionistas.

 

 

Las marcas de lujo han reaccionado rápidamente al despertar de este accesorio y han propuesto interesantes versiones. La instagrameable riñonera de Luis Vouiton x Supreme fue un hit de ventas, y firmas como Kenzo, Chanel, Off-White, Stella McCartney, Moschino, Tory Burch, Chloé, Marc Jacobs o Emporio Armani lo han elevado como objeto de deseo con diseños modernos, minimalistas y más sofisticados.

 

 

¿Cómo lo uso? Como todas las tendencias, la clave es adaptarlas al estilo de cada uno, la forma de tu cuerpo y en este caso, aterrizarla un poco para usarla como adulto y no parecer disfrazadas o muy teen. El truco es que se vea moderno y aprovechar lo práctico que resulta un banano, incluyendo unos toquecitos chic.

 

 

Por ejemplo, si vas a usar prendas llamativas o con algún print lo mejor será que tu riñonera sea pequeña y de un solo color. Se ve entretenido si lo utilizas sobre un kimono, algún vestido y en esta época sobre el abrigo ayuda a marcar la cintura. También se puede usar cruzado sobre el pecho (como Kendall o Bella), pero esta opción no le conviene mucho a las más pechugonas.

 

      

 

error: Alerta: Contenido protegido!