Confesiones desde Londres.

Para todas aquellas que no saben, Londres es una ciudad demasiado especial para mí.

El año 2010 y parte del 2011 mi vida entera se desarrolló en esa ciudad. Tenía 27 años cuando me ofrecieron una asignación laboral y sin pensarlo dos veces acepté el desafío. Cómo iba a decir que no?

En ese entonces trabajaba en el departamento de Recursos Humanos, específicamente en el área de Desarrollo Organizacional de una Compañía Multinacional y me invitaron a formar parte del equipo de análisis estadístico de la encuesta global de clima de la Compañía  – no suena muy entretenido la verdad, pero sí puedo decirles que fue muy desafiante – Sin embargo, no suelo estresarme por ese tipo de cosas – colapso con otras!!! –  disfruto mucho trabajando bajo presión, soy una persona muy meticulosa y siempre intento entregar lo mejor de mí.

Aquí una foto en uno de mis lugares favoritos Notting Hill, 2011.-

IMG_4209

 

Recuerdo este tiempo con mucha alegría; Tenía la independencia que tanto había anhelado, amigos de distintas partes del mundo, me desarrollaba profesionalmente en el modo que quería y estaba en una de las capitales más influyentes de la moda. A simple vista, qué más podía pedir? No obstante estaba inquieta…

Viajaba a París tan frecuente como podía. Me escapaba los fines de semana vía tren – que está a 2:30 horas desde Londres, por tanto era algo habitual – a impregnarme del “allure” de las parisinas, de su exquisito gusto por lo estético y la moda. Recuerdo sentarme en los cafés sólo a contemplar la vida allá y como buena Psicóloga podía pasar horas ahí; mirando, analizando y empapándome de los encantos de las mujeres francesas, de sus modales, sus gestos, su garbo y su forma de vestir que considero que tienen un gusto exquisito e incomparable.

Desde ahí nació la inspiración de dar un paso más allá en cuanto a moda refiere…

Fue entonces cuando dije que era el momento de “hacer que las cosas pasaran”. Basta con el “ yo sueño ” o “algún día”, “me encantaría” y todas esas frases que tienen un tono muy de ilusión, de aspiración, pero que no se concretan en nada. De alguna forma debía encontrar un camino de comunión entre mi profesión como Psicóloga, mi vocación y orientación hacia las personas y el servicio, pero también con esta fuerte inquietud hacia lo estético y la moda. 

Es así como encontré en la Consultoría de Imagen el equilibrio perfecto entre mis sueños, aspiraciones y aptitudes,  y principalmente por una convicción real y auténtica de que el vestuario y nuestro estilo personal sí pueden contribuir  a convertirnos en quien queremos ser y a reinventarnos con el fin de sacar a relucir la mejor versión que hay en uno misma; Una más linda, con más confianza y seguridad.

Hoy vuelvo al mismo lugar que me vio crecer, a la universidad que me vio partir – London College of Fashion – Regreso más mujer, más madura, con más historia y experiencia, no sólo en mi ocupación como Consultora de Imagen, donde ya llevo algunos años en el rubro, sino porque soy madre de dos niños y hoy sí puedo decir con conocimiento de causa que entiendo a la “mujer real”,  a aquella que debe lidiar con muchas cosas a la vez, pero que dentro de su acotada agenda, también quiere darse un tiempo para ella, para volver a sentirse espectacular y femenina. Vuelvo a seguir perfeccionándome y sobre todo a aprender cosas nuevas para poner al servicio de todas ustedes.

Estoy muy emocionada de hacerlas parte de esta aventura. Desde ya agradezco los numerosos de mails de lectoras y clientas con sus gestos de agradecimiento y cariño. No espero transformar vidas, pero sí aportar mi pequeño grano de arena para que cada una de nosotras pueda volver a re-encantarse con su estilo, cuerpo y figura, y por supuesto pueda transmitir desde el vestuario y la apariencia personal la riqueza interior que cada mujer debe explotar y sacar a relucir.

Les mando a todas un gran beso. Les seguiré manteniendo al día de las maravillas de esta gran ciudad en términos de moda y belleza ya que hay muchos productos espectaculares que no están en nuestro país, pero hoy gracias a internet podemos tener a nuestro alcance y valen la pena conocer.

Aquí algunas fotos recientes del vuelo desde Santiago y mi escala en Madrid.

Un fuerte abrazo a cada una de ustedes!

 

image2

InstasizeImage

error: Alerta: Contenido protegido!