Mis consejos para no arrepentirse más al comprar ropa.

A quién no le ha pasado… Dejarse llevar por la tentación del shopping y comprar cosas que no necesitábamos o nunca más volvimos a usar?

Aunque no lo crean, esto es mucho más común de lo que pueden imaginarse y cada vez es más frecuente ver en las revisiones de clósets   mucha ropa colgada que ha sido usada un par de veces o que incluso está aún con las etiquetas puestas. Para la tranquilidad de ustedes, esta situación es súper transversal, casi gran parte de las mujeres nos vemos afectadas a ella, inclusive las más “racionales” y menos impulsivas también les ha pasado lo mismo. De hecho el post “Las 4 claves para gastar menos en ropa  ha sido uno de los más leídos y es el complemento perfecto para este tema.

Es que muchas veces las liquidaciones, los avances de temporada, el querer “estar a la moda”  o lo que llevaba puesto y lucía increíble en la mejor amiga nos juegan una mala pasada y se traduce lamentablemente en resultados negativos. Sólo por mencionar a algunos; Mal gasto del dinero o presupuesto asignado en vestuarioMala utilización de nuestros armarios ya que empezamos a llenarlos de prendas que ocupan espacio (algo muy valioso que siempre deberíamos optimizar) pero no usamos – La tarea de vestirnos cada mañana se vuelve mucho más compleja ya que tenemos el clóset repleto de ropa que no ocupamos o no sabemos cómo llevar puesta ni combinar y por supuesto todo lo anterior deriva muchas veces en una sensación de vacío y sentimiento de arrepentimiento que nos hace sentir un poco culpables. 

 

Ropa-de-moda-para-mujer

 

Por lo mismo y dado que sé que es algo demasiado frecuente en el género femenino, aquí quiero compartir mis consejos para estar más seguras y no volver a arrepentirnos al comprar ropa!

 

1. Lo necesito?

Puede parecer un poco obvio, pero no lo es en lo absoluto. Esta es la pregunta que uno siempre debe hacerse. Si bien muchas veces la respuesta puede ser “no lo necesito, pero me encanta” o “merezco darme un gusto” para poder justificar de cierta forma la compra, es ahí es donde tenemos que tener cuidado. En primer lugar, no tengo problemas con la autocomplacencia, creo que es necesario “regalonearse” de vez en cuando, pero el problema ocurre cuando esas compras son muy a menudo y desafortunadas, es decir prendas o accesorios que no van con nuestro estilo y por lo mismo terminan guardados en un rincón de nuestros armarios (y a veces sin uso).

Antes de comprar algo, pongamos un poco de “cabeza” y hagámonos algunas simples preguntas: ¿Lo necesito? ¿Lo estoy comprando porque está en liquidación? ¿Por qué me lo compro? Aquí la clave es entender que si algo está en liquidación no significa que debas comprarlo, y por supuesto mucho menos que debas usarlo. Asimismo, tampoco es una justificación tener 5 camisas blancas, pantalones negros o pares de jeans sólo porque es un básico del fondo de armario y si bien van muy adhoc con nuestro estilo, no es necesario tener muchos ítems del mismo.

Una vez que empezamos a entender esto, empezamos a sentir menos presión con las ofertas y descuentos, y como consecuencia a orientar más nuestras compras.

 

E24B20D5-C631-4CD5-95B4-3BAC787F034B.jpg__680__460__CROPz0x680y460

 

2. Cómo me siento?

Aquí hay algo que siempre recomiendo y creo que es muy útil. Siempre es importante saber si te sientes a gusto con lo que estás comprando. Para eso la única fórmula es probarse las cosas con tiempo y calma para poder ver  y sentir cómo nos sentimos con las prendas. Muchas veces hay cosas que se ven muy bien colgadas, pero puestas son absolutamente diferentes; el escote queda muy abajo, el largo no es el adecuado o la caída de la tela no es favorecedora. De ahí que considero fundamental probarse las cosas con tiempo en el vestidor, a no ser que estés absolutamente convencida y segura que eso que viste no es necesario probárselo y quieras ir directo a la caja.

Muchas veces los zapatos aprietan, algunos chalecos pican o botan mucha pelusa, o la tela no es confortable al contacto con la piel… De ahí que probarse es de gran ayuda ya que nos ayuda a tener estas variables más controladas. Si estás viendo algo online que te gustó mucho siempre digo: Lee los reviews de otros compradores y los detalles de la confección de la prenda. Es muy distinta la sensación del poliéster que el de la viscosa.

carol4

3. Dónde, cuándo, cómo?

Si ya pasamos los pasos 1 y 2, este paso es definitorio. Dónde, Cuándo y Con qué? Es decir; Dónde voy a usarlo?, Cuándo voy a usarlo? y Con qué voy a usarlo? Si estás 3 preguntas te confunden o no tienes respuesta, entonces mi recomendación es dejar la prenda a un lado.

Siempre al comprarse algo debiéramos tener en mente estas preguntas ya que cuando tenemos respuesta a ellas, sin duda las probabilidades de que esa prenda quede colgada en nuestro clóset con las etiquetas puestas o sin uso disminuye. El saber la ocasión en que la usaríamos, con qué combinaríamos esta nueva compra o cómo la llevaríamos puesta con la ropa que ya existe en nuestro armario, ayuda mucho.

Por lo general para mujeres que tienen un estilo definido, estas preguntas son fáciles y la nueva adquisición viene a complementar el vestuario y los accesorios que ya tenemos. No obstante cuando estamos confundidas de con qué cosas de nuestro clóset podría usarse o no encontramos el momento para llevar esto puesto es ahí donde comienzan los problemas y probablemente esta compra se traduzca en mal gasto de dinero.

5420718817e4b1f634ef16b6_chanel-flats-paris-2048-1152

 

4. Sé lo que más me favorece?

Es una de las preguntas clave, ya que cuando no tenemos clara esta respuesta, es el comienzo de compras desafortunadas y desaciertos. Aunque no lo crean no es una pregunta fácil de responder, es fácil caer en la tentación de la moda, los catálogos y creer que lo que luce maravilloso en las revistas, modelos o vitrinas, va a lucir igual de bien en nosotras. Lo importante aquí es tener alguna idea clara de nuestro estilo, lo qué queremos proyectar y cómo queremos lucir. Esto no significa tener una certeza absoluta o saber perfectamente de moda, vestuario o morfología, pero sí debiéramos tener claridad suficiente de qué prendas quedan mejor en cada una de nosotras, qué colores, estilos, etc.

A través de Effortless Chic, he intentado darles las herramientas para que puedan encontrar su propio estilo en la sección “Styling Tips”, no obstante si buscas algo más personalizado, encantada de poder ayudarte en este proceso que sin duda es demasiado entretenido y una experiencia muy gratificadora.

Más info aquí o bien puedes escribirme a mariapazblanco@gmail.com

 

Aprovecha_la_reventa_para_comprar_prendas_diferentes

 

Copyright © 2015 Effortless Chic, All rights reserved.

error: Alerta: Contenido protegido!