STUDIO FACE AND BODY de MAC Cosmetics.

MAC

Debo admitirlo, pero tengo una obsesión con las bases de maquillaje. No tengo duda que, bien utilizadas,  es uno de los cosméticos imprescindibles para lucir un efecto de “buena cara”. Una vez que se entiende que la base NO es la que da el color, sino que es la que perfecciona la piel (tono más parejo, poros pequeños, etc), recién ahí se está comprendiendo lo que una base de maquillaje pretende ser y puede lograr.

Texturas hay muchas y todo dependerá de cuál sea el tipo de tu piel y los resultados que estás buscando para elegir la mejor para ti. No obstante hay algunas fórmulas más “universales”, por decirlo de alguna manera, que quedan bien en casi todos los tipos de piel.

Si eres de la que no utiliza base y te gustaría comenzar a usar una, o como es mi caso, para aquellas que buscan un look absolutamente natural, casi como si no estuvieran llevando nada puesto, la base de maquillaje STUDIO FACE AND BODY de MAC Cosmetics, es sin duda la elección correcta.

Es absolutamente liviana, se esparce muy fácilmente  y su cobertura es ligera, translúcida, algo así  como un “velo” que te pones sobre la piel. Ojo que si buscas más cobertura, esta base no es para ti (a no ser que utilices antes un corrector). Su efecto es muy natural, satinado (efecto “buena cara”) y a pesar de ser tan liviana, cubre perfectamente imperfecciones ligeras. Funciona bien en casi todo tipo de pieles ya que no es oleosa y tiene un efecto acondicionador, por tanto si tu piel es seca o mixta, no hay problema y lo mejor de todo es que es resistente al agua.

Sin duda la base perfecta para el día a día. Viene en más de 15 tonos (N y C) Yo en lo personal soy de piel mate y mixta y la utilizo en el tono C4.

Dónde: En tiendas MAC y corners en Falabella.

Comparte: