Los mejores tips para que organices tu armario!

Organizar tu armario es fundamental si quieres acabar de una vez por todas con esa sensación de sentirte perdida en el caos matutino cuando te preparas en la mañana para el trabajo o para dejar atrás la creencia popular de «no tengo nada qué ponerme» y paradójicamente nuestro clóset está repleto de ropa.

Qué mejor que saber dónde se encuentra cada una de nuestras prendas! Esto sin duda conlleva muchos beneficios y aunque no lo crean no sólo nos ahorra tiempo, sino también mucho dinero.

 

 

¿No te ha pasado alguna vez que has comenzado con ganas y entusiasmo, pero luego de un tiempo te sientes agobiada y simplemente prefieres cerrar la puerta de tu closet?

 

Un armario desordenado equivale a confusión, es ruido visual, algo desagradable y lo que deseamos es CLARIDAD, EFICIENCIA, no gastar tiempo de más en algo que no lo requiere.

 

¿Cómo preparar  la tarea de organizar tu armario?

 

1. Compra las perchas iguales

Las mejores son aquellas que son finitas y cubiertas de terciopelo. El punto en contra es que a veces se rompen fácilmente.

¿En qué color? Te las recomiendo en color negro o un tono neutro como marrón claro o nude. De este modo no te cansas de ellas y las puedes utilizar en todos los armarios de la casa. Dónde? En Jumbo o Homy.

 

 

2. Busca un perchero portátil

Hay algunos desmontables así que el espacio no es una excusa para no tener uno. Te será muy útil para visualizar exactamente lo que tienes. A veces ver las prendas colgadas nos ayuda más que verlas de forma horizontal puestas encima de la cama.

Además cuando te vas de viaje o creas los looks de la semana puedes ir organizando los conjuntos colgados en ese perchero.

 

 

 

3. Comencemos con el proceso de organizar tu armario

 

 

1. Revisaremos toda la ropa y accesorios

Saca todo el contenido del armario, te recomiendo que saques absolutamente todo. Si tienes muchas cosas, ve entonces revisando las prendas por categoría.

Si tienes ropa y accesorios desperdigados en diferentes habitaciones u armarios de la casa es el momento de centralizarlos en un único lugar. Así no volvemos a hacer el mismo trabajo varias veces y también eres consciente de lo que realmente tienes.

 

2. Toma cada una de tus prendas con la mano

No vale con simplemente «echar una ojeada», tienes que tomar cada prenda en la mano y preguntarte: ¿Te hace feliz?¿Te sientes bien cuando la llevas puesta?,  ¿Te aporta alegría? Aunque no lo crean, quiero aquí que tomes atención a cómo reacciona tu cuerpo con cada prenda. La gran mayoría de tu vestuario te tiene que hacer vibrar y encantar porque reflejan facetas de ti, de tus gustos, valores y personalidad.

 

La idea es que cada una de las prendas de tu armario, ropa y accesorios te aporten felicidad, que no ocupen espacio sin más sino que sumen a tu vida.

 

 

3. Elimina de forma consciente y con agradecimiento

Criterios de eliminación: Elimina las cosas que ya no funcionan porque están rotas, deterioradas, desgastadas y ya no pueden cumplir su función. Las cosas que están pasadas de moda, no están en línea con nuestros gustos actuales y lo que deseamos transmitir de nosotros mismos tampoco nos sirven, finalmente elimina las cosas que no te entran porque tienes otra forma de cuerpo o has cambiado de talla – no sirve de nada llenar el clóset con cosas que usaríamos «algún día» –

 

 

¿Qué pasa con lo que hay que eliminar?

 

No hay que dejar que la culpabilidad nos enrede, pensar que malgastamos el dinero o que no somos lo bastante buenas porque tomamos en el pasado malas decisiones. Deja el pasado ahí,  donde tiene que estar, detrás de ti.  Céntrate en el presente. Aprecia lo que tienes, valora lo que te hace feliz y reconoce que es suficiente. Además siempre puedes añadir algo más si te falta algo.

También puedes dar las gracias por las prendas que ya no tienen un lugar ahora en tu vida. No se trata de tirar a desgana sino decir adiós. Y por qué no? Da gracias porque te enseñaron lo que no te favorece porque ya no vas a cometer el mismo error y sabes qué buscar.

Da gracias porque ya cumplieron su vida útil, desempeñaron la misión de cubrirte, protegerte, aislarte de los elementos  y  te han dado un buen servicio. Da gracias porque cuando las adquiriste en la tienda te permitieron sentir alegría o te mostraron la belleza de un color, un estampado, etc.

 

Luego en otro post veremos cómo organizar de manera eficiente aquellas prendas que conservamos!

 

No te pierdas el post: «Las claves para tener un armario 10»  con mis mejores tips para que tu clóset sea tu lugar favorito.

error: Alert: Content selection is disabled!!