Las trenzas han llegado para quedarse!!!

En un comienzo eran exclusivas para eventos, matrimonios o alguna ocasión especial. Hoy, se llevan a diario, son parte del outfit y sinónimo de un look chic y naif.

La novedad?
Los BRAIDS BAR. En algunos viajes por Londres y Nueva York pude verlos y no son nada menos que pequeños y equipados mini salones dedicados solamente a hacer trenzas y lavar el pelo si fuese necesario. Se caracterizan por la rapidez, por tanto mientras menos tiempo tome todo el proceso, mejor.
Así, la idea es llegar con el pelo limpio y seco, listo para ser peinado y en tan sólo 5 minutos salir con una trenza de lo más chic por menos de 10 dólares o 15 pounds.
Interesante no?

Comparte: