Sólo Marc Jacobs podía lograrlo. 4 escaleras mecánicas al interior del Louvre, fue la puesta en escena para la colección de verano 2013 de Louis Vuitton y cierre del recién transcurrido París Fashion Week. 

Intentando simular un tablero de ajedrez, las modelos bajaban de a 2 y se posaban sobre las cuadrículas estilo damero de la pasarela luciendo una moda muy inspirada en los 60, de geométricas opuestas y paleta de colores amarillo neón, blanco, negro, marfil y verde petróleo. 

Si bien no me parece la mejor colección de la firma, si aplaudo la creatividad y el contraste de presentar una moda de época con un elemento moderno tal como lo son las escalera mecánicas. Simplemente genial.

Comparte: