Flecos? Sí…
Absolutamente sentadores cuando son usados con “discreción”, es decir combinados con básicos neutros, denim o mini vestidos, los fringe booties o botas con flecos lucen increíbles.
En la imagen Belén Antolín, directora de Vogue España lleva unas increíbles Isabel Marant que cuestan más de 500 dólares, no obstante encontré una versión local que no tienen nada que envidiarles a $69.990 en Dimensión Azul y están en negras, caramelo y rosa pastel (foto).

Comparte: