La Guía Definitiva: Caderas anchas, a lucirlas!

“Cuando aprendes a vestirte según tu tipo de cuerpo, el resultado son sólo aciertos”Constantemente a mis clientas les repito esta frase, ya que sin duda alguna el mejor punto de partida es aprender a conocer la estructura y morfología de tu cuerpo y desde ahí empezar a potenciarla y sacarle partido.

Muchas creen que primero hay que someterse a dietas estrictas, mucho gimnasio o incluso cirugía. Si bien no cabe duda que bajar algunos kilitos de más y tonificar nuestros músculos a todas nos viene bien, es importante que comprendan que sí podemos lucir fenomenales en nuestro cuerpo y en nuestra propia “piel”.

Hoy quiero hablar de un tema común para muchas… “Las caderas anchas”. Hace un tiempo escribí una nota sobre esto “Caderas Anchas: A sacarle partido” y ha sido uno de los post más leídos, para que no lo dejes de leer ya que complementa muy bien el post de hoy!

 

La Guía Definitiva: Caderas anchas, a lucirlas!

 

 

Partamos de la base que tener caderas anchas está de moda! Hoy son muchas las mujeres que lucen orgullosas esta parte de su cuerpo. Una de las ventajas de tener las caderas más anchas es que siempre tu cintura se vera diminuta o más angosta, por tanto tu cuerpo siempre lucirá súper femenino y porqué no decirlo… también ultra hot!

Hay varios consejos súper simples que puedes llevar a cabo. Toma nota!

 

1. Colores:

Hay una regla que es clave. Colores claros y brillos arriba y colores más oscuros y en acabado mate abajo. De esta forma creamos la ilusión de una silueta mucho más equilibrada. Este principio de usar los colores estratégicamente da siempre muy buenos resultados. De igual forma nunca olvides que vestir de un solo tono siempre alarga la figura y nos hace ver el cuerpo más balanceado.

Ten presente que tanto los brillos, como los colores vibrantes y los estampados tienden a agrandar visualmente el área que estás intentando disimular.

 

2. Las partes de arriba:

Aquí hay varias cosas a tener en cuenta. Lo primero a considerar es que si centramos la atención arriba, automáticamente desviaremos las miradas hacia esa zona y así nuestra “parte de abajo” pasará más desapercibida. Por tanto aprovecha el máximo tu torso, escote y también tu rostro.

 

Resaltar el área del escote y los hombros será mandatorio si quieres lograr que tus caderas se vean más finas. Con el mismo principio que las hombreras, los volados, los apliques, las plumas y los estampados te permitirán balancear los volúmenes y distraer la atención de las áreas problemáticas.

Un lindo collar, un llamativo lipstick en rojo o una blusa que deje en evidencia tus hombros son sin excepción excelentes alternativas. De igual forma prefiere siempre los breteles o tirantes gruesos – de esta forma equilibramos tu cuerpo – mientras que las tiritas que son más delgadas hacen resaltar tus caderas.

Los blazer deben de ser estructurados para definir tu torso y caer justo hasta la parte más ancha de tus caderas, de lo contrario, si es muy corto estarás marcando mucho las caderas. Prefiere con hombreras, ya que de esta forma le das más estructura a tu cuerpo y se disimulan muy bien el ancho de las caderas al añadir más volumen en la parte de los hombros. Éstas te permiten equilibrar los volúmenes. Y si quieres lograr aún más efecto, cambia el cinturón ancho por uno más delgado y recto, o elimínalo completamente, para que tu silueta se vea más estilizada.

 

Un blazer oscuro, que llega justo debajo de la cadera, será tu mejor amigo a la hora de disimular tu cadera.

 

3. Faldas y Vestidos:

Busca faldas rectas o tipo A o vestidos corte imperio que terminen por encima de tus rodillas. Si quieres lograr un look “curvy”  una falda ajustada corte lápiz bajo la rodilla te dará ese estilo seductor muy “Kim Kardashian”. De lo contrario si quieres lograr una silueta balanceada el corte en A por excelencia es el mejor, además siempre se ve muy elegante y femenino.

Si tienes unas piernas fabulosas y quieres disimular las caderas, tus grandes amigos serán los leggings y los jeans ceñidos. La única condición para lograr tu objetivo es utilizarlos con túnicas, chaquetas o tops que cubran tus caderas.

El escote en V puede ser una gran ayuda porque desvía la atención a la parte de arriba. Dentro de estos vestidos los mejores son los que van ceñidos en la cintura y son más sueltos hacia el final. Los wrap dresses son una apuesta segura.

Evitar cualquier prenda demasiado ajustada, que solo potenciará la desproporción entre la parte inferior ancha (caderas, glúteos y muslos) y la parte superior estrecha (espalda, pecho y hombros).

De igual forma las túnicas te proporcionarán esa comodidad y elegancia tan deseada en estos días de verano. Para ir al trabajo, a la playa o, incluso, para salir de fiesta, su versatilidad es infinita.

 

4. Pantalones:

Evita llevar pantalones muy pegados, con bolsillos abultados y de cintura baja que marcarán más tus caderas. El mejor corte de pantalón son los que se acomodan bien en tu cintura y son rectos o “bootcut” hasta el suelo sin ningún tipo de diseño. Los jeans cuanto más oscuros mejor. Me encantan los Levi’s® Womens 715™ Bootcut. 

 

 

 

5. Accesorios

Tu mejor opción unos hermosos aros, un collar bonito o un pañuelo. Evita llevar brazaletes grandes pues con tus brazos hacia abajo atraerán más la atención hacia tus caderas. Unos buenos zapatos con un poco de tacón te pueden ayudar a estilizar tu imagen y lucir más alta.

 

 

Recuerda, de la moda usa lo que te acomoda. Usa las prendas con la talla correcta y sigue la regla de menos es más.