Mis 10 tips para mantenerte linda después del embarazo.

El día de hoy y a petición de muchas de ustedes quiero compartir mis 10 mejores consejos para vernos y sentirnos más linda en el período post parto. Son tips súper simples y que la gran mayoría puede hacer, pero lo mejor es que sí son efectivos y cada uno de ellos contribuyen a que recuperemos nuestra confianza y nuestro cuerpo. 

Sé que es un periodo demandante y cansador, más aún cuando tienes otros hijos pequeños, no obstante la idea de estas recomendaciones es hacerlas hábitos e integrarlas a nuestra rutina diaria. 

A tomar nota! 

La faja: Utiliza la faja post-maternidad el mayor tiempo posible, te ayudará a mantener tu abdomen plano y a evitar la flacidez de la piel.
Alimentación: Mantén una dieta sana y balanceada sin que ésta pueda afectar la alimentación de tu bebé. Prefiere carbohidratos complejos y evita los simples. Date un gusto, pero no todos los días de la semana. 
Agua: Toma mucha agua, debes mantenerte hidratada y paradójicamente ayuda con la retención de líquidos. 
Amamantar: Al dar papa a tu guaguita podrás ir bajando de peso, además es el minuto de conexión más lindo e inolvidable con tu bebé. 
Pasea a tu guaguita: Camina con tu bebé al menos una hora al día. Ambos recibirán aire puro, a la vez que harás ejercicio. Aprovecha que los días aún están soleados y puedes disfrutar de largas caminatas. 
Cafeína: No consumas cafeína. Debes aprovechar las horas que tienes para dormir. Además perjudica el sueño de tu bebé ya que se traspasa por la leche. Descansar te vendrá bien, si puedes toma una siesta y delega por un ratito el cuidado de tu pequeño (a). 
Planea una salida cada semana: Será la excusa perfecta para arreglarte, maquillarte y salir de la rutina. Es importante que compartas el tiempo con tu pareja, amigos y te distraigas un poco.
Pilates: Recibe unas clases de Pilates. Serán muy beneficiosas para recuperar de a poco el tono muscular, mejorar la postura y cuidar tu piso pélvico. Puedes hacerlo en un gimnasio o intentar en tu propia casa.

Gimnasio: Si no tienes tiempo para ir a un gimnasio, aprovecha para hacer ejercicios mientras tu bebé duerme. Puedes comprar unas mancuernas y bajar aplicaciones de rutinas de deporte que puedes practicar en cualquier lugar. 

Vestuario: No pretendas utilizar inmediatamente la ropa que tenías antes del embarazo. Compra una talla acorde con tu actual figura y poco a poco podrás volver a utilizar tus prendas anteriores. No olvides que para bajar de peso necesitas tiempo. Aliméntate bien, haz ejercicio y amamanta a tu bebe… esa es la clave. 
Maquillaje: Lleva siempre un poco de maquillaje contigo. Podrás retocarte siempre que lo desees y te sentirás más linda y segura. Un poco de máscara en tus pestañas, una base ligera para unificar el tono y un cubre ojeras es suficiente. 

Y lo más importante: DISFRUTA! No te darás cuenta como “pasará volando” toda esta etapa y luego la recordarás con nostalgia.