Liquidaciones de Verano: Mis 5 consejos al comprar!

Es tiempo de rebajas, descuentos, liquidaciones y para muchas es sinónimo de una “obligatoriedad” de comprar. Es común vernos enfrentadas a situaciones tan típicas como estas: “Cómo voy a dejar pasar esos jeans si tienen un 40% de descuento?” o “Ese lindo vestido estampado… Tal vez lo puedo usar algún día…”  Siempre encontramos excusas y el resultado es que muchas veces compramos cosas que finalmente jamás utilizamos y quedan colgadas en nuestro clóset incluso con las etiquetas puestas!

La clave es tener siempre esto en mente: Precios bajos NO siempre son sinónimo de una “buena compra”. Si bien a veces es la ocasión perfecta para comprar aquello que hace tiempo queríamos o necesitábamos, el problema ocurre cuando caemos en las compras más impulsivas que se traducen en comprar de más lo que representa una auténtica pérdida de dinero y tiempo.

 

 

El trabajo previo es siempre saber lo que tienes en tu armario y lo que falta. Una sesión para organizar tu armario, es muy útil. Y también lo puedes hacer tú misma a través de los distintos tips que hay en el blog y que comparto con ustedes. ¿De qué sirve ir a comprar si ya lo tienes? ¿Necesito realmente otro más? ¿Lo voy a usar? ¿Cuándo podré usarlo? … son algunas de las preguntas que nos debiéramos siempre hacer.

 

 

Aquí les dejo mis 5 consejos como Estilista Personal y Asesora de Imagen al ir de compras en liquidaciones

 

1. Tienes que probarte siempre la prendas. 

No vale confiarse de cómo le queda al maniquí o a la amiga. Siempre lo ideal es probarse las cosas, por tanto el día que salgas de compras lleva ropa y accesorios fáciles de poner y quitar. Si quieres evitar la fila de los probadores, a veces hay prendas como las chaquetas, blazers, zapatos, etc. que te los puedes probar en la misma tienda frente a un espejo. Finalmente guarda bien las boletas y date el tiempo al llegar a casa de probarte cada una de las cosas frente a un espejo de cuerpo completo, ve si “conversa” con las otras cosas que hay en tu closet y finalmente si ves que no te convence puedes regresar a cambiarlo por otra cosa.

 

2. ¿Estoy siendo fiel a mi estilo?

En rebajas al ver precios más bajos, nos sentimos con  ganas de atrevernos a probar cosas nuevas, de experimentar. Nos permitimos comprar prendas que quizás no compraríamos jamás a su precio normal. Lo anterior no es tan malo, ya que en las liquidaciones a algunas mujeres les ha permitido dar el impulso necesario para renovar el estilo y hacer un cambio, como por ejemplo añadir nuevos colores. No obstante hay que tener mesura y precaución ya que puede traducirse lo anterior en compras que jamás vamos a usar.

Tómate unos momentos para preguntarte con sinceridad si la prenda tiene el estilo con el que sientes a gusto, si va en línea con tu personalidad y si estás segura de que te la vas a poner.

 

 

3. Atención al Color y los Estampados.

Fíjate de que la pieza sea en un color que te favorezca y que te guste, si te proporciona un aspecto cansado o poco saludable es mejor que la dejes fuera. Si es un color “nuevo” que te hace sentir bien, entonces atrévete. No te pierdas el post “Cuáles son los colores que más me favorecen” para que así no tengas dudas y elijas con más certeza tus mejores colores.

En cuanto a estampados asegúrate de que te gusta mucho y que te sientes cómoda llevándolo puesto.  Si no estás convencida del todo  o piensas que  se va a pasar de moda en seguida, reconócelo, no es una buena compra. Prefiere los clásicos como lunares, flores y líneas que son más clásicos y resisten a las tendencias.

 

4. Calidad

Siempre les transmito la importancia de comprar cosas buenas y que perduren con el tiempo.  A menudo entre las prendas de rebajas  hay algunas que están deterioradas, con cierres que no funcionan, botones que faltan,  alguna mancha… Por lo tanto antes de comprar verifica los detalles, mira bien la prenda por delante y por detrás. ¿Cómo son los acabados? ¿Hay hilos sueltos? No sacrifiques jamás la calidad por precio.

 

5. ¿Lo necesito realmente?

Todo llama la atención en la tienda pero céntrate en  buscar primero el tipo de prenda que más necesitas, aquella que a menudo echas de menos al crear conjuntos por la mañana, eso que hace tiempo andas buscando.

Solemos distraernos con nuestras pieza favoritas como pueden ser otra chaqueta de jeans, un nuevo blazer negro u otro par de sandalias, sólo por mencionar algunos ejemplos, en lugar de buscar lo que realmente te hace falta. No caigas en la tentación y mantén el foco!

 

Te invito a que además leas estos interesantes posts que de seguro te van a servir! “Mis mejores consejos para no arrepentirte más al comprar ropa” “Los 8 básicos en que toda mujer debe invertir”.

 

Un abrazo cariñoso!

María Paz

 

Copyright © 2017 Effortless Chic – María Paz Blanco. All rights reserved. Prohibida toda reproducción parcial o total de este material.