Lo más esperado: Todos mis consejos para el cuidado de la mamá en el Post Natal!

Los días previos, la lactancia, cuidado personal, mis productos y cremas favoritas y mucho más!

 

 

Debido al último post acerca de “Qué realmente llevar a la clínica”, muchas futuras mamás me han sugerido y preguntado cuáles son mis cuidados después del parto. Como mamá de casi 3 niños – ya que estoy con más de 39 semanas y 4 días de embarazo – sin duda puedo compartir mi experiencia acerca de cómo recuperar nuestro cuerpo, independiente si fue parto normal o cesárea ya que he experimentado ambas, junto con otros tips y consejos que considero demasiado útiles y que no siempre se comparten.

Dedico con mucho cariño este post a las futuras mamás que están en la dulce espera, pero también a todas aquellas que tienen una amiga, hija o conocida que esté embarazada como así también a las que fueron mamás hace poco y están ya experimentando lo que es ser madres por ellas mismas.

“Uno de los primeros consejos que puedo recomendarles a todas es no caer en la desesperación por volver al cuerpo que teníamos antes de quedar embarazada. Al contrario, disfruta esta nueva etapa de entrega a tu hijo(a) y relájate ya que el tiempo es sabio y cada cuerpo tiene su propio ritmo y tiempo de recuperación”

— Uno de los grandes temas: “Lactancia Materna” —

 

Por si no sabías “dar papa” nos ayuda a bajar de peso a través de la quema de calorías ya que hay un gasto energético extra que el cuerpo requiere para la producción de la leche. 

Si seguiste una dieta normal y sana, que no no obedece al mito de que ‘hay que comer por dos’, generalmente puedes perder aproximadamente entre medio a un kilo de peso al mes durante los primeros meses de lactancia, sin que ello repercuta en el volumen ni en la composición de la leche. La pérdida de peso, eso sí, “suele ser algo más rápida las primeras semanas y algo más lenta después”, de manera que se tardan unos seis a ocho meses en total en volver al peso que se tenía antes de la gestación en promedio.

Si no puedes dar papa por cualquier motivo, no te angusties. Una dieta hipo calórica de seguro te ayudará. Muchas mujeres juzgan mucho este tema: “no le des relleno”, “mínimo 6 meses”, “lactancia exclusiva”, “libre demanda” entre muchas otras cosas. Si bien es de conocimiento común que la leche materna es el mejor alimento para tu hijo y es irreemplazable, si eso va a significar que estés deprimida, con angustia o no disfrutando el proceso tal vez puede ser mejor buscar un método de reemplazo y así le transmites las mejores energías a tu guagua. Soy de la idea que a través de la lactancia uno le transmite muchas emociones a nuestra guagua… Si estás tranquila y paz esa sensación de contención quedará en su experiencia y si al contrario estás pasándolo mal y la lactancia es producto de ello, sin duda esa ansiedad también se transmite. 

Es súper importante que hables con tu matrona y/o obstetra acerca de cómo te vas sintiendo y que tomes junto a él o ella la mejor decisión. No te diagnostiques por sí sola, ya que lo que le funcionó a una amiga tal vez no sea los más indicado para ti. Y lo más importante… No dejes que nadie te juzgue. La lactancia es un tema súper personal y uno no tiene porqué estar dando explicaciones al mundo o a quien pregunte si le das relleno, o sólo “pechuga”, etc. Todos los niños y todas las mamás son diferentes así que no te compares. 

Cuidado del Pezón:

Tengo recuerdos con mi primera hija, la Dominga de haber sufrido mucho dolor las primeras semanas al dar papa. La inexperiencia de no anclar bien mi “pechuga” a la guagua en la succión dejó sus estragos y terminó volviéndose en una tarea compleja y dolorosa. Usé la clásica lanolina de Medela que sin duda es una de las mejores en el mercado, pero al ser un poco espesa en su composición recomiendo “calentarla” antes con los dedos para evitar esa fricción en el pezón que suele estar sensible. Otra crema que me funcionó demasiado bien y que es en base a Matico es Matikomp de Knopp. Realmente espectacular. Cicatrizó y reparó la piel dañada muy rápido. Lo único importante es retirarla con un algodón húmedo antes de dar papa. La venden en Knopp y en Farmacias Ahumada y es muy barata. 

Además de esto las pezoneras también funcionan muy bien y personalmente en mis guaguas jamás provocó alteración o confusión en la lactancia, al contrario me sirvieron mucho para dar papa de manera más relajada y plena. Compré unas de NUK que son de silicona muy delgadita por tanto para la guagüita no es algo muy “raro”. Las venden en farmacias y creo que también están en Infanti.

Finalmente las amapolas también son maravillosas si es que el pezón está roto o sensible ya que evitan el roce del protector de lactancia con la piel de pezón, por tanto este se mantiene sin contacto con nada para que se seque solo. Además recolectan leche. La lecha materna es un cicatrizante maravilloso por excelencia así que siempre deja una gotitas extra para cubrirlo con leche. Las venden en Infanti aquí.

— Recuperar Nuestro Abdomen —

Usar o no faja:

Respecto al uso de la faja es fundamental entender lo siguiente: Toda nuestra anatomía, utero, pared abdominal, etc. estuvo distendida por casi 40 semanas, por tanto es absurdo pensar que de un minuto a otro nuestro cuerpo volverá a ser el mismo que teníamos antes después del parto!. Hay que darle el tiempo a que se recupere y todo vuelva a su lugar. 

Por si no sabías durante el embarazo las estructuras musculares de la zona abdominal, que forman lo que también se llama “faja abdominal”, se desplazan para que la guagua tenga espacio dentro del cuerpo, además de que el útero se expande con el mismo fin. Una vez tenido lugar el parto, la zona abdominal queda flácida, dando sensación de incomodidad y probablemente provocando descontento por la figura que se ha perdido.

El gran tema acá es que no hay un consenso a nivel médico sobre si el uso de la faja es más efectivo o no. Algunos indican que los músculos y órganos alterados son capaces de recolocarse ellos solos sin falta de ejercer presión externa mediante una faja, mientras otros en cambio, dicen que no hay ningún problema en usarla ya que ayuda a la zona abdominal a recolocarse con mayor rapidez, ya que aplica fuerza en la zona abdominal debilitada haciendo que los órganos internos y la piel se recoloquen más pronto… En fin son distintas posturas y lo importante es que tú consultes con tu ginecólogo que es lo mejor para ti. 

Personalmente siempre he utilizado la faja el primer mes, no me atrevería a confesar si es más efecto placebo o real, pero la sensación de sentir mi abdomen más contenido me hace sentir más segura y de que estoy haciendo algo en pos de la recuperación de mi figura. 

En ningún caso recomiendo esas fajas que abarcan muslos o todo el abdomen (casi hasta abajo de las pechugas). Esas fajas van a hacer que transpires más y en el caso de cesárea no contribuye a la cicatrización. De igual forma si fue parto vaginal y hubo episiotomía no te acomodará en lo absoluto tener algo apretado entre tus piernas. 

A mí me gusta mucho una Faja de Medela que compré en la tienda de ellos ubicada en providencia. Es especial para post parto y la recomiendo a ojos cerrados. La pueden comprar directamente acá.


Uno de mis tips es poner cremas reductoras, reafirmantes o anticeluliticas en el abdomen antes de poner la faja (eso sí hay que esperar que se absorban). Recomiendo siempre las de MURAD en la Clínica de María Olga Estrada, que definitivamente tiene una línea reafirmante y anti celulitis incomparable. Yo las he usado todo el embarazo y reconozco que no he tenido ningún estrago en la piel. Toda esta línea la venden en exclusiva en su clínica – ya que además ella es la distribuidora oficial en Chile – y de verdad no falla. Contacto: clinicamoe@mariaolgaestrada.com

A su vez hay otras cremas que me gustan mucho y uso en paralelo que son las de la línea de cuerpo de CLARINS. Tienen un aceite llamado Body Treatment Oil Clarins que reafirma la piel del cuerpo y mejora la elasticidad. Por tanto es un tratamiento ideal para reafirmar y tonificar. Lo venden en Falabella aquí. 

Junto a esto hay una crema también de esta marca llamada Tratamiento Remodelante Vientre – Cintura que tiene excelentes reviews y opiniones en los distintos sitios y foros de internet. Algo que hace muy especial a esta crema – y de ahí mi inquietud por probarla – es que considera las modificaciones de la silueta y de la piel provocadas por el descenso de la actividad hormonal. Su fórmula es capaz de reducir el relajamiento de la piel, remodelar la cintura y la guatita. Personalmente aún no la he usado, pero voy a probarla para ver cómo me va y les cuento!

A su vez hay que seguir previniendo la aparición de estrías ya que ahora es cuando la piel sufre el impacto de la retracción (es como desinflar un globo). Definitivamente el Aceite Anti Estrías de EUCERIN creo que es el mejor en relación precio/calidad que podemos encontrar en el mercado. Esto es una excelente combinación ya que los aceites corporales deben aplicarse en abundancia para que la piel quede bien impregnada. Yo en todos mis embarazos lo he usado, principalmente de noche y hasta ahora no me ha salido ninguna estría. La clave es seguir usándolo al menos 3 meses en el periodo post parto.  Contiene sólo aceites naturales (girasol, jojoba y almendras) además de Vitamina E. 100% recomendable!!

— Pelo — 

 

 

Este es un GRAN tema para muchas mujeres y me incluyo ya que he experimentado la caída del pelo en todos mis periodos post parto. La lamentable noticia es que no hay mucho por hacer. Al parecer el pelo que se tiene que caer, se va a caer igual, además se supone que durante el embarazo el pelo mejora mucho y la caída se frena, de esta forma “se compensa” la caída posterior… Personalmente para mí no hubo compensación! De ahí que creo que todas las que nos hemos visto afectadas con este tema podemos hacer para minimizar las consecuencias. 

Por ejemplo cambiar el shampoo. Preferir aquellos que nos aporten densidad a la fibra y lo haga más grueso y firme, tal como es la línea Desinfique de Kerastase. Personalmente uso el Densifique Bain Densité que tiene un compuesto densificante por excelencia y además aporta flexibilidad e hidratación al pelo. Lo pueden comprar en Paris aquí.

A su vez apoyarse con suplementos capilares – atención debes comentárselo a tu pediatra u obstetra si estás dando papa!! -. Yo tomo Vitamina C Cebion 1000 efervecente y Vantux Max. Si bien no he visto una melena voluminosa, estoy segura que en algo ayuda o al menos eso espero. 

La alimentación también es fundamental. El licopeno presente en el tomate se recomienda mucho. Recuerda que las frutas y verduras tienen muchos antioxidantes y por supuesto esto se manifiesta en un pelo más sano y con vida. 

Y finalmente un corte de puntas. No tiene porqué ser un gran corte, basta con 1 ó 2 centímetros para darle más fuerza al pelo y evitar caída debido al quiebre. 

— Alimentación — 

 

Queridas amigas, la lactancia no es el momento para hacer dietas estrictas, jamás. Aliméntate de manera sana, equilibrada, disminuye las grasas y prefiere carbohidratos complejos, tal como es el arroz integral, la pasta integral, la quinoa, entre otros. Date un gusto, pero de vez en cuando, idealmente cuando salgas a comer o estés fuera de casa. No compres muchos chocolates y helados ya que seguro te los vas a comer todos!

Si te gustan las ensaladas compra ingredientes ricos para agregar, pechuga de pollo, legumbres, salmón ahumado, queso fresco, así añades proteínas que son tan necesarias para el funcionamiento de nuestro organismo. Hace un tiempo conocí unas hamburguesas de legumbres (lentejas, porotos negros, garbanzos) de la marca Le Burger que son 100% naturales y son realmente exquisitas! 

Asimismo aprovecha la estación y enamórate de bowls gigantes de frutas como sandía, melón, arándanos, entre otras. Prepárate jugos naturales que es una forma sana y rica de hidratarte. Yo siempre recomiendo los Jugos Bless que son 100% naturales, sin agua, azúcar ni preservantes adicionados. Soy adicta a ellos y mis hijos también. 

Mientras comas sano y te mantengas dando papa vas a bajar de peso mucho más rápido de lo que crees! Si no puedes dar papa, no te aflijas, pero sí es importante que mantengas las grasas, masas refinadas y dulces a raya. Darse un gusto de vez en cuando? Por supuesto que sí! La vida es para disfrutarla!!!!, pero no hagas de esto un hábito en tu alimentación. 

— Deporte —

Este es otro gran ítem! Para las que son deportistas quieren prácticamente volver a hacer deporte al día siguiente y para las que no, ahora comienza el desafío de tener que hacerlo. Aquí la clave es esperar el ok del ginecólogo. El útero demora en contraerse y debemos respetar los tiempos que pueden variar entre una y otra. 

Es lamentablemente cuando muchas mamás se obsesionan con el tema del cuerpo, dejando de lado las necesidades del hijo. Tómate las cosas con calma, disfruta tu guagua y ya habrá tiempo para que todo vuelva a su lugar. Aprovecha de salir a caminar con el coche, más adelante puedes incluir el trote y así de a poco retomando tu rutina de ejercicios incluso con tu gratuita.

Si puedo sólo darles a todas un último consejo es que no se presionen, dejen de lado todas las ideas y expectativas que uno se hace en el rol de mamá y sobre todo confíen en sí mismas. Cada uno sabe lo que es mejor para su hijo y no hay que andar “por la vida” dando explicaciones de lo que hacen o dejan de hacer. 

“Asimismo sigan sintiéndose femeninas, dedícale mucho tiempo a tu guaguita, pero también a ti ya que de esa forma estarás mucho mejor para atender las necesidades de tu hijo y te sentirás mejor y más a gusto contigo misma”

 

Y si les baja en algún minuto la tristeza o la pena, es súper normal! Las hormonas están a full y el cambio de rutina es demandante. Lo importante es pedir la ayuda y soporte necesario para disfrutar de esta etapa como corresponde. 

Un gran abrazo a todas!

María Paz Blanco
Psicóloga – Coach de Imagen Personal y Ejecutiva
Directora Effortless Chic®